domingo, 8 de enero de 2012

Un día, otro día, otro día más y van..

Cada una de las fibras de mi ser claman tu presencia. Todo, absolutamente todo, me recuerda a tu existencia y todo lo que significa para mí.
La jarra de agua quedó llena hasta donde vos tomaste. El almohadón está donde lo tiraste. En el freezer todavía está el helado que sobró. Hoy hice arroz, pero no sabe igual si no estás. Las cartas quedaron donde vos las dejaste después de que me ganaras. Tu sonrisa en las fotos permanece igual, creo.  No las veo mucho, sólo me hacen necesitarte más. Aunque sea verano, en mi cama hace frío por las noches. Será que me falta mi abrigo favorito.
La huella de tu cuerpo en mi cama está igual que cuando te fuiste. Mi corazón, también.

4 comentarios:

  1. Que lindo.
    Puedo sentir la necesidad de tener a alguien a quien abrazar, sentir, cuidar y amar.
    Todo está igual, pero hay algo en el aire que se siente diferente. Y es que él no está.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Gracias,Serena. Es tal cual lo decís, todo está igual pero no.

    Cambiando de tema,leí tu última entrada pero colgué en comentarte. Me parece una lista muy buena, mucha gente que conozco le hace falta una lista así; pero por sobre todas las cosas,les hace falta las ganas de hacer esas cosas. Yo creo que vas a poder lograr todo lo que te propongas.

    Beso :)

    ResponderEliminar